Inicio >> Noticias >> Dejaste sabiduría en la UAM: Rosalba Duque Murillo (Q.E.P.D.)
23 April 2020
uam-manizales

El Rector y la comunidad de la Universidad Autónoma de Manizales lamentan el fallecimiento de Rosalba Duque Murillo, quien se desempeñó en la UAM durante 22 años en diferentes cargos; siendo el último Coordinadora de Gestión Humana.

 

 

 

 

 

‘Rosi’ como era llamada por todos en la comunidad UAM siempre se destacó por su sentido humano para los detalles, al generar en nuestra Institución un ambiente de compañerismo y calidez humana para socializar y vivir el sello UAM y nuestros valores institucionales.

La recordaremos por su sonrisa, sus palabras sabías con soluciones precisas, la entrega para todos al escuchar y comprender diferentes situaciones de la vida más allá de lo profesional. Fue una líder en diferentes procesos de la UAM, desempeñándose con idoneidad, compañerismo y siendo confidente de muchos.

¡Gracias Rosi!, te llevaremos en nuestros corazones y siempre recordaremos las celebraciones y los buenos momentos que generaste para compartir y vivir la UAM.

Un saludo fraterno de condolencias a sus familiares, amigos y comunidad UAM.

Rosalba Duque Murillo (Q.E.P.D.) 

--

 

Mensajes para Rosi, del equipo de la Vicerrectoría de Desarrollo Humano y Bienestar

 

  • Hoy se nos fue Rosi, nuestra compañera. La primera reacción es de tristeza, pero a reglón seguido nos alegramos porque dejó de sufrir y está gozando el cielo ganado. La UAM fue su casa en los últimos 22 años y fue desde esta Vicerrectoría en donde estuvo siempre al servicio de los estudiantes y de los profesores, mostrando la capacidad de entrega en los grandes proyectos, pero sobre todo en los pequeños detalles. Hizo muy bien la tarea. La llevaremos en nuestros corazones. Paz en su tumba. ALBERTO CARDONA AGUIRRE.
  • Para ti, un cielo abierto de tranquilidad, de aire nuevo para el alma; de Rosy me queda su sonrisa, acogida y afecto, la picardía del alma en sus expresivos ojos. Recibe tu descanso de amor. NEX.
  • Amante de su profesión como psicóloga, recordada por ayudar a los demás, de escucharnos y de amar la docencia, que fue lo que se dedicó siempre. Una maestra de vida era rosy, que nos enseñó a vivir a su manera, generosa, y una mama para muchos de nosotros, siempre tenía una palabra de consejo para nuestros hijos o para nosotros mismos, guerrera hasta sus últimos días, amada por su familia, sus sobrinos, aunque no tenía hijos propios, tenía muchos a quien la reconocíamos como una madre. DIANITA.
  • Siempre voy a recordar tu sonrisa…Rosy te agradezco por enseñarme como por ejemplo como orientar a los estudiantes en el acompañamiento ya que tu fuiste mi primera mentora cuando llegue a la universidad, Gracias infinitas a la vida porque me permitió conocerte y aprender de ti, que sigas evolucionado donde estés…MAURO.
  • Cantos desde el cielo son los que escucho, gozo de ángeles y luz infinita. Rosi, aprendí de ti el esmero y la valentía de salir adelante; tus risas cada mañana alegraban el alma, gracias por ayudarme a ver el mundo con alegría y esperanza. Te recordaré siempre PAO.
  • Gracias Rossi, por tus enseñanzas, por hacerme el día más alegre, por hacerme reír hasta llorar, por tener con quien compartir cada día y lo más importante por ser mi amiga incondicional, por aconsejarme para ser mejor persona, por las reflexiones que hacías y enseñarme que se puede ser feliz de muchísimas maneras , siempre estabas dispuesta a escuchar y aconsejar a quien lo necesitaba y sobre todo ayudar a todas las personas en lo que estuviera a tu alcance, a servirle al otro. Por todo esto y mucho más infinitas gracias, siempre te llevare en mi corazón, y como siempre te lo decía te quiero mucho y te voy a extrañar. Dios te tenga en tu santa gloria. A tu familia infinitas gracias por estar siempre a tu lado, por estar pendiente de ti en cada momento, por brindarte amor y compañía y con la tranquilidad que siempre estuvieron para ella. Dios los bendiga. SANDRA.
  • Rosi combinaba la alegría y la seriedad en su ser, el profesionalismo y la entrega a la UAM brotaba por sus poros. Aprendí de ella su gran sentido de pertenencia por la universidad y de su lucha por salir adelante ante situaciones adversas. Gracias. LUIS CARLOS