Inicio >> Noticias >> Una nueva Colombia requiere autonomía regional
17 October 2017
delegada de la cepal

Olga Lucía Acosta Navarro, investigadora regional de la Oficina de la CEPAL en Colombia, fue una de las invitadas para la celebración de los 30 años del programa de Economía en el marco de la jornada académica “Retos y desafíos de la economía para una nueva Colombia”, la delegada de la Comisión Económica para América Latina, compartió su visión y perspectivas sobre el futuro de Colombia en esta materia. 

 

 

 

La situación actual

De acuerdo a la investigadora, el país se ha mantenido resiliente  ante la caída de los precios de hidrocarburos y minerales, con un crecimiento económico del 2% que no es muy destacable. “Hemos ido atacando los problemas que hemos tenido, el fenómeno de precios y el amplio déficit comercial hizo que se importara menos”, sostuvo la investigadora.

Una de las dificultades que destaca de Colombia es la política fiscal, “el país tiene un déficit grande en el gobierno central, la reforma tributaria tiene trabajando a una coalición en el gasto público, para hacer eficiencias del mismo”, puntualizó.

Añadió, que se requieren acciones más estructuradas, ya que el país debe pensar cuáles son los sectores que reemplazarán el petróleo, el cual reemplazó el café.  “Hoy no vemos ninguno que se destaque y sin duda tiene que ver con las tecnologías, educación e innovación, son áreas para producir conocimiento nuevo, y el talento que se forma en las universidades, hacia donde se orienta para generar una nueva productividad y comercio a otros países, lo que nos interesa es el bienestar para la población”, manifestó la invitada.

La paz con economía estable

El ambiente de paz generará otras vías de trabajo, las cuales se conciben como una oportunidad, no solo se trata de un acuerdo en un papel, tiene que ver con el bienestar de la población y la manera en que los recursos se revierten para lograr un desarrollo económico a partir de nuevas oportunidades.

Descentralizar la administración de los recursos

El trabajo desde las regiones es una estrategia que debe ayudar a consolidar la economía. “La Nación no trae desarrollo, ni lo lleva a las regiones, la nación provee bienes públicos, pero el desarrollo lo producen sus habitantes en las regiones”, comentó la investigadora.

Además, resaltó la importancia de la autonomía regional y la necesidad de la capacidad fiscal de los territorios por medio de los fondos de equiparación, las zonas en Colombia están en bruto para explotar, y un ejemplo de ello es el turismo ecológico.

El futuro: la biotecnología

Colombia ha identificado este sector, pero no ha sido una prioridad. Las políticas públicas son un juego de intereses, está en las agendas públicas, pero hay que volverlo prioritario. “La relación universidad-empresa-estado debe fortalecerse y construir distinto no separado, hay comisiones de competitividad que funcionan en cada región”, aclaró.

El reto

Hacer apuestas de largo plazo y vincular al talento joven en la defensa de esos temas, el conocimiento hoy se masifica y las personas son los tomadores de decisiones.